Get Adobe Flash player

Los 11,7 km de la vía Collas se recorren en 15 minutos (Galería)

 c_630_300_0_00___images_collas.jpgComo una de las vías más modernas de Latinoamérica calificó el presidente Rafael Correa a la ruta Collas, que desde el martes conecta al norte del país y de Quito con el aeropuerto internacional Mariscal Sucre, en Tababela.

 

La nueva ruta tiene una extensión de 11,7 kilómetros y 32 metros de ancho. Está compuesta por dos carriles en cada sentido, separados por un parterre, y se prevé que por ahí circulen 5 mil autos diariamente.

La inauguración de la vía, que fue totalmente financiada por el Gobierno Central con una inversión de $ 198 millones, estuvo a cargo del Primer Mandatario y de la ministra de Transporte, Paola Carvajal. Ahí destacaron que la obra es parte de un plan vial para la ciudad que consta de 14 proyectos.

A las 09:00 de ayer, recorrer la nueva ruta tomó menos de 15 minutos, pues el flujo vehicular aún es mínimo. La señalización horizontal y vertical ya fue colocada, y la noche del miércoles se instalaron los radares de velocidad, que al momento son solo informativos. La iluminación es de última tecnología, pues tiene células fotovoltaicas que se encienden automáticamente con la falta de luz.

El proceso de construcción es lo que más destaca Carvajal, pues contaron con asesoría de expertos mexicanos e italianos. La constructora destinó 2 asfaltadoras para trabajar en tándem (una junto a la otra) para que en la unión de ambos carriles, quede una sola carpeta asfáltica (capa de 16 cm que soporta transporte pesado), un acto fundamental que evita la filtración de agua y el posterior deterioro de la vía. A largo plazo, implica un ahorro importante en mantenimiento vial.  

De la misma manera, en la construcción del puente sobre el río Guayllabamba, que tiene una extensión de 320 metros, se utilizó tecnología de anclaje.

En los muros de contención de los taludes, que fueron construidos a través de terrazas escalonadas, se colocó un estabilizador químico para que el polvo no se levante. Adicionalmente, se realizó un anclaje especial para roca o ceniza. También se colocó una geomanta de color verde que garantiza la estabilidad de los taludes. La malla se encuentra en la zona del encañonado de la quebrada del Guayllabamba y cubre 800.000 m² (95 canchas de fútbol de 110 x 75 metros) de ladera.

En algunas zonas, en cambio, se colocó hormigón para evitar la caída de material a los vehículos cuando la vía esté en servicio.

El presidente Correa señaló que la ruta Collas se construyó gracias a la voluntad política y al trabajo conjunto que realizaban con la anterior administración municipal: “Augusto Barrera tomó la decisión política y técnica de hacer esta obra de alta ingeniería, aun a sabiendas de que no alcanzaría a entregarla en su administración”. Además, indicó que con Barrera se lograron recuperar $ 900 millones tras la negociación con la empresa concesionaria del aeropuerto, Quiport.

Con respecto a la Ruta Viva, el Jefe de Estado mencionó que la planificación de este proyecto fue acertada, pues construir la ruta Gualo-Puembo, que tenía que cruzar dos quebradas, y la construcción de sus puentes, hubiera costado más de  $ 300 millones.

“La anterior administración planificó la Ruta Viva, que no solo serviría de acceso al aeropuerto, sino que beneficiaría a 200 mil habitantes del Valle de Tumbaco. La vía incluye al estratégico puente sobre el río Chiche, estratégico porque se une con la región amazónica (...) y será parte de la red interestatal que le correspondía al Gobierno construir. Eso fue lo maravilloso de trabajar en equipo, con confianza, con la misma visión y con compañeros, pues al estar construyendo la Ruta Viva, acordamos con el exalcalde Augusto Barrera que el Municipio se hiciera cargo del puente y el Gobierno se encargara de la ruta Collas”, sostuvo Correa.

Sobre las otras rutas que construye el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, el Mandatario señaló que la vía E35, que va desde Pifo hasta el sector Sangolquí, está en proceso de ampliación. También dijo que se construirá la prolongación de la Av. Simón Bolívar y se revitalizará la Av. Manuel Córdova Galarza, que lleva a la sede de la Unasur.

Además anunció que está en estudio la vía Oyacoto-Gualo, lo que evitará que la carga pesada pase por la parroquia Calderón.

DATOS

En algunos tramos de la Ruta Collas los taludes que debieron bajarse alcanzaron los 200 metros de altura, lo que equivale a un edificio de 70 pisos.

La vía Collas fue inaugurada un año antes de lo planificado, debido a las nuevas disposiciones para la construcción de obras públicas que aceleran su ejecución, ahorrando tiempo y recursos.

La Ruta Collas generó 1.500 empleos directos y más de 3 mil empleos indirectos para los habitantes de la zona. Los obreros trabajaron durante turnos las 24 horas del día y los 7 días de la semana.

Alrededor de 2 millonesde moradores del sector se benefician con la apertura de la nueva ruta. Además, el proyecto facilitará la movilidad entre la Sierra y Amazonía. Este es un proyecto integral

Como una de las vías más modernas de Latinoamérica calificó el presidente Rafael Correa a la ruta Collas, que desde el martes conecta al norte del país y de Quito con el aeropuerto internacional Mariscal Sucre, en Tababela.

La nueva ruta tiene una extensión de 11,7 kilómetros y 32 metros de ancho. Está compuesta por dos carriles en cada sentido, separados por un parterre, y se prevé que por ahí circulen 5 mil autos diariamente.

La inauguración de la vía, que fue totalmente financiada por el Gobierno Central con una inversión de $ 198 millones, estuvo a cargo del Primer Mandatario y de la ministra de Transporte, Paola Carvajal. Ahí destacaron que la obra es parte de un plan vial para la ciudad que consta de 14 proyectos.

A las 09:00 de ayer, recorrer la nueva ruta tomó menos de 15 minutos, pues el flujo vehicular aún es mínimo. La señalización horizontal y vertical ya fue colocada, y la noche del miércoles se instalaron los radares de velocidad, que al momento son solo informativos. La iluminación es de última tecnología, pues tiene células fotovoltaicas que se encienden automáticamente con la falta de luz.

El proceso de construcción es lo que más destaca Carvajal, pues contaron con asesoría de expertos mexicanos e italianos. La constructora destinó 2 asfaltadoras para trabajar en tándem (una junto a la otra) para que en la unión de ambos carriles, quede una sola carpeta asfáltica (capa de 16 cm que soporta transporte pesado), un acto fundamental que evita la filtración de agua y el posterior deterioro de la vía. A largo plazo, implica un ahorro importante en mantenimiento vial.  

De la misma manera, en la construcción del puente sobre el río Guayllabamba, que tiene una extensión de 320 metros, se utilizó tecnología de anclaje.

En los muros de contención de los taludes, que fueron construidos a través de terrazas escalonadas, se colocó un estabilizador químico para que el polvo no se levante. Adicionalmente, se realizó un anclaje especial para roca o ceniza. También se colocó una geomanta de color verde que garantiza la estabilidad de los taludes. La malla se encuentra en la zona del encañonado de la quebrada del Guayllabamba y cubre 800.000 m² (95 canchas de fútbol de 110 x 75 metros) de ladera.

En algunas zonas, en cambio, se colocó hormigón para evitar la caída de material a los vehículos cuando la vía esté en servicio.

El presidente Correa señaló que la ruta Collas se construyó gracias a la voluntad política y al trabajo conjunto que realizaban con la anterior administración municipal: “Augusto Barrera tomó la decisión política y técnica de hacer esta obra de alta ingeniería, aun a sabiendas de que no alcanzaría a entregarla en su administración”. Además, indicó que con Barrera se lograron recuperar $ 900 millones tras la negociación con la empresa concesionaria del aeropuerto, Quiport.

Con respecto a la Ruta Viva, el Jefe de Estado mencionó que la planificación de este proyecto fue acertada, pues construir la ruta Gualo-Puembo, que tenía que cruzar dos quebradas, y la construcción de sus puentes, hubiera costado más de  $ 300 millones.

“La anterior administración planificó la Ruta Viva, que no solo serviría de acceso al aeropuerto, sino que beneficiaría a 200 mil habitantes del Valle de Tumbaco. La vía incluye al estratégico puente sobre el río Chiche, estratégico porque se une con la región amazónica (...) y será parte de la red interestatal que le correspondía al Gobierno construir. Eso fue lo maravilloso de trabajar en equipo, con confianza, con la misma visión y con compañeros, pues al estar construyendo la Ruta Viva, acordamos con el exalcalde Augusto Barrera que el Municipio se hiciera cargo del puente y el Gobierno se encargara de la ruta Collas”, sostuvo Correa.

Sobre las otras rutas que construye el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, el Mandatario señaló que la vía E35, que va desde Pifo hasta el sector Sangolquí, está en proceso de ampliación. También dijo que se construirá la prolongación de la Av. Simón Bolívar y se revitalizará la Av. Manuel Córdova Galarza, que lleva a la sede de la Unasur.

Además anunció que está en estudio la vía Oyacoto-Gualo, lo que evitará que la carga pesada pase por la parroquia Calderón.

DATOS

En algunos tramos de la Ruta Collas los taludes que debieron bajarse alcanzaron los 200 metros de altura, lo que equivale a un edificio de 70 pisos.

La vía Collas fue inaugurada un año antes de lo planificado, debido a las nuevas disposiciones para la construcción de obras públicas que aceleran su ejecución, ahorrando tiempo y recursos.

La Ruta Collas generó 1.500 empleos directos y más de 3 mil empleos indirectos para los habitantes de la zona. Los obreros trabajaron durante turnos las 24 horas del día y los 7 días de la semana.

Alrededor de 2 millones de moradores del sector se benefician con la apertura de la nueva ruta. Además, el proyecto facilitará la movilidad entre la Sierra y Amazonía. Este es un proyecto integral

Deja tu comentario:

NOTICIAS DESTACADAS